Buscador

Recibe un mail con lo último publicado en el Blog...

jueves, 26 de febrero de 2009

Ubuntu al rescate.

De un momento a otro, mi PC comenzó a reiniciare sin justificación. Ello llevó a que cuando se iniciara no cargara el windows xp. Sólo había un mensaje que decía:

WARNING NOW SYSTEM IS IN SAFE MODE-PLEASE RE-SETTING CPU FREQUENCY IN THE CMOS SETUP.

Y lo peor de todo, es que el PC no respondía a ningún mando del teclado ni del mouse (por si las moscas). Ante ello sólo dije: “a cresta, ¿que mierda paso?” y luego perdí todo control de mi mandando chuchadas a Gates y Microsoft.



Ya más calmado y de vuelta en mis cabales, decidí buscar información sobre ese mensaje, así que, en otro PC, busque en google tal frase. Ante esa petición, google me devolvió 32.700 aciertos. “Bien, empecemos a leer” fueron mis palabras de aliento ante tal cantidad de información. Los primeros enlaces fueron bien claros y directos al problema y ofrecieron soluciones, así que comencé a tomar nota (copiar y pegar en word para luego imprimir).

Soluciones ofrecidas.

Solución 1:
Comprar otra tarjeta madre junto con procesador y tarjetas ram, así mataba 2 pájaros de un tiro: arreglaba el problema y quedaba con una máquina más actual.

Encontré que era una solución viable, pero recordé que en mi billetera no hay dinero para ello hasta unos meses más, así que debía buscar otra solución.

Solución 2:
Volver a la configuración de fábrica de la BIOS. Busque en su manual del usuario el Jumper Setting de su tarjeta madre y siga sus instrucciones.

Algo que cualquiera, con algo de conocimientos de hardware puede hacer. Me decliné por esta solución y puse manos a la obra. Luego de volver a la configuración de fábrica de la BIOS, vuelvo a encender el pc y de vuelta al mismo problema. Probar otra solución otra solución.

Solución 3:
Respalda toda información importante y reinstale Windows.

Algo que sé hacer y lo hago cada seis meses. Fácil. No funciono, sigue igual.

Solución 4:
Pruebe sus tarjetas ram por separado, puede que alguna se halla quemado o el slot usado quedó bloqueado o se quemó.

Fácil de hacer. Abro mi PC, ubico las ram, las saco, las examino un poco y las coloco en otro slot disponible. Listo, veamos que pasa. Sigue el problema.

Ya se me acaban las soluciones.

Solución 5:
Respalde información e instale Ubuntu Seguirá el problema, pero el PC será más estable mientras junta dinero para comprar nuevas piezas (las nombradas en la solución 1).

Bien, no tiene información importante el PC, así que instalemos Ubuntu. Me consigo el CD Ubuntu Intrepid 8.10 de 32 bit, más un pequeño manual de instalación del software que conseguí en internet. Ya instalado y trabajando en él, noto que puedo hacer más cosas que en windows en donde, con el problema del reiniciado, abría tres o cuatro aplicaciones al mismo tiempo se reiniciaba, en Ubuntu puedo abrir hasta 10 aplicaciones al unísono, lo cual demuestra que Ubuntu tiene mejor desempeño y rendimiento que windows sobre el mismo problema. Bien, entonces me quedo con Ubuntu hasta que tenga dinero para actualizar mi máquina (solución 1). Todo bien hasta que entro en firefox y quiero ver vídeos del youtube. Me pide que instales el reproductor de flash. Descargo el que me ofrece el firefox y listo, ya puedo ver youtube. Con ello ya me puedo dar satisfecho por poder recuperar mi pc medio mala a la normalidad. Eso sí, extraño el antivirus (que no es necesario en Ubuntu ya que no existen) y otros programas que uso bastante en windows:
  • XSUBmuxer.WinRAR.
  • Virtualdub Mod.
  • Podcaster Producer.
  • Itunes.
  • La conectividad de mi webcam con el pc (driver).
  • Distintos gestores de subida a los servidores de Megaupload, Rapidshare, easyshare, depositfile y badongo.

Pero tampoco puedo darlos por muertos, ya que existe una opción de tenerlos funcionando bajo Ubuntu. Esta aplicación es una máquina virtual en la cual instalo el SO windows y sus programas logro que esos programas funcionen en Ubuntu. Uno de ellos es Wine, muy estable y que consume sus recursos pero que no te deja colgado para hacer otras cosas en Ubuntu. Con ello logro usar programas que en Ubuntu no hay, pero ello es poco probable ya que hay a lo menos un programa con iguales o más funciones que el de windows. Debido a lo contado, uso Ubuntu para mi vida diaria y no es que me haya cambiado mi vida, sino que ahora siento que puedo hacer más cosas con el pc de las que antes podía debido a las licencias y virus y otras cosas, y al saber que hay programas que hace lo mismo que en windows, es más fácil de llevar el cambio. Ahora puedo estar más tranquilo para ser igual o más competitivo que el resto. Gracias Ubuntu por darme alas y cuidar mi billetera.

Jajajaja... Estoy feliz por toda esta experiencia ganada.

Cambia te a Ubuntu, no te arrepentirás.



Hasta la próxima.

jueves, 19 de febrero de 2009

Enfermedad del SADAE y tú... la tienes???

Una cadena de mail muy divertida y muy cierta...

S.A.D.A.E

Síndrome de
Atención
Deficiente
Activado por la
Edad.


...¡Es bien raro!!!!.

Se manifiesta así:

Decido lavar el auto. Al ir al garaje, veo que hay correo en la mesa
de la entrada.

Decido revisar las cartas antes de lavar el auto.

Dejo las llaves del auto en la mesa, voy a tirar los sobres vacíos y
las propagandas en la basura, y me doy cuenta de que el basurero
está lleno.

Decido dejar las cartas -entre las que hay una cuenta- en la mesita y
sacar la bolsa de basura afuera.

Entonces pienso que, ya que voy afuera, puedo pagar la cuenta con un
cheque y echarlo en el buzón que está a esquina.

Saco del bolsillo la chequera y veo que queda solo uno.

Decido ir al escritorio a buscar otra chequera y encuentro sobre la
mesa la Coca-Cola que me estaba tomando y se me había quedado
olvidada.

Saco la lata para que no se vuelque sobre los papeles y me doy cuenta
que se está calentando, por lo que decido llevarla a la nevera.

Al ir hacia la cocina me fijo en que el jarrón de flores de la barra
está sin agua.

Dejo la Coca-Cola sobre la mesa y descubro las gafas que estuve
buscando toda la mañana.

Decido llevarlas a mi escritorio, y después poner agua a las flores.
Llevo las gafas al escritorio.

Lleno una jarra de agua en la cocina y, de repente, veo el control
remoto del televisor.

A alguien se le olvidó en la mesa de la cocina. (Me acuerdo que anoche
estuvimos buscándolo como locos).

Decido llevarlo a la sala, donde debe estar, en cuanto ponga el agua a
las flores.

Echo un poquito de agua a las flores y la mayor parte se derrama por el suelo.

Por tanto, vuelvo a la cocina, dejo el control remoto sobre la mesa, y
agarro unos trapos para secar el agua.

Voy hacia las sala tratando de acordarme qué es lo que quería hacer
con estos trapos.


Al final de la tarde:
-el auto sigue sin lavar
-no pagué la cuenta
-el basurero está lleno
-hay una lata caliente de Coca Cola en la mesa
-las flores siguen sin agua
-sigue habiendo un solo cheque en la chequera
-no consigo encontrar el control remoto de la tele, -ni mis gafas
-¡Y no tengo ni idea de dónde están las llaves del auto!
Me quedo pensando:
¿Cómo puede ser, que sin haber hecho nada en toda la tarde, esté tan cansado?
(Hazme un favor, envía este mensaje a todos los que conozcas, porque
no me acuerdo bien de a quién se lo mandé.)




P.S. ¡Y NO TE RÍAS, PORQUE SI AÚN NO TE HA PASADO,

TE VA A PASAR!!!.


Ya lo saben... Sí tiene esto síntomas, vaya a su centro médico más cercano y cuidado con desviarse.

Hasta la próxima.

martes, 10 de febrero de 2009

Medicamentos que pueden poner en peligro la capacidad para conducir vehículos

Medicamentos que pueden poner en peligro la capacidad para conducir vehículos

  • Analgésicos opiáceos. Somnolencia, sedación, confusión, vértigo, etc.
  • Antidepresivos. Somnolencia, visión borrosa, etc.
  • Antidiabéticos. Hipoglucemia.
  • Antiepilépticos. Somnolencia, mareo, trastornos de la visión, disminución de la capacidad psicomotora.
  • Antihistamínicos. Sedación, somnolencia, visión borrosa, alteraciones psicomotoras.
  • Antiinflamatorios no esteroideos. Somnolencia y mareo.
  • Ansiolíticos. Somnolencia, mareo, disminución de la concentración.
  • Benzodiazepinas. Somnolencia, sedación, aumento del tiempo de reacción, debilidad muscular.
  • Betabloqueantes. Somnolencia, vértigo, fatiga, disminución de la concentración.
  • Bupropión. Insomnio, mareo, temblor.
  • Estimulantes centrales. Excitación, euforia, insomnio, nerviosismo.
  • Neurolépticos. Somnolencia, apatía, confusión, alteraciones visuales, agitación.
  • Relajantes musculares. Somnolencia, vértigo, mareo.
Fuente: http://revista.consumer.es/web/es/20090201/actualidad/informe1/74525.php